Entrevista con el Terminólogo Dr. Antonio San Martín Pizarro

1750
terminology-passion

terminology-passion

Antonio San Martín Pizarro ocupa el puesto de Profesor Asistente en el Departamento de Lenguas Modernas y Traducción de la Universidad de Quebec en Trois-Rivières, Canadá. Sus intereses de investigación varían desde la terminología, la representación del conocimiento hasta la semántica cognitiva, la lexicografía y la traducción especializada. Es doctor en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada, España. Es miembro tanto del Grupo de Investigación LexiCon (Universidad de Granada) como del Observatoire de linguistique Sens-Texte (Universidad de Montreal).

1. Usted estudió Traducción e Interpretación; sin embargo, sus publicaciones muestran un interés profundamente arraigado en la terminología. ¿En qué momento se sintió atraído hacia la terminología y la lingüística y por qué?

Siempre me ha interesado todo lo relacionado con los idiomas. Por ejemplo, cuando era niño me fascinaban los diccionarios y pasaba horas leyendo los que estaban en mi casa. También siempre he disfrutado aprendiendo idiomas y, en un momento dado, me di cuenta de que quería que formaran la base de mi vida profesional. Por eso decidí estudiar Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada. Mi interés por la terminología y la lingüística aumentó a medida que aprendí más sobre ellos durante mis estudios. Al final de mis estudios de pregrado, obtuve una beca de iniciación a la investigación con la vaga idea de hacer algo relacionado con la terminología. Fue entonces cuando conocí más sobre el trabajo de Pamela Faber y otros miembros del Grupo de Investigación LexiCon, como Pilar León Araúz y Arianne Reimerink. Esto es lo que me hizo decidir ir a la investigación terminológica, y terminé haciendo un doctorado supervisado por el profesor Faber y el profesor León Araúz.

2. La tecnología y las redes sociales juegan un papel cada vez más importante en nuestra vida cotidiana. A medida que este fenómeno está en constante evolución, también significa que existe un número creciente de neologismos. ¿Cuáles son los rasgos y responsabilidades más cruciales de los terminólogos y traductores de nuestro tiempo y lo que está por delante en el futuro de la terminología y la traducción?

Creo que, a pesar de los cambios que la tecnología ha traído al mundo de la traducción y la terminología, es muy importante que no perdamos de vista el hecho de que los profesionales del lenguaje deben ser personas con un alto nivel de habilidades de comunicación en diversos contextos y modalidades, así como tener amplios conocimientos generales sobre temas muy diversos. Para adquirir estas habilidades, el profesional del lenguaje tiene que ser, entre otras cosas, un ávido lector y un aprendiz de por vida. La ausencia de estas habilidades adquiridas después de tantas horas de lectura y estudio durante toda la vida no puede ser reemplazada por el uso de la tecnología. Sin embargo, no quiero decir con esto que la tecnología no sea esencial para el traductor y terminólogo, todo lo contrario. La tecnología es un complemento indispensable para los profesionales del lenguaje. La tecnología les permite adaptarse al mundo actual en el que la producción de conocimiento es más rápida que nunca y, con ella, la creación de neologismos. En este sentido, las herramientas de análisis de corpus de última generación como Sketch Engine son, en mi opinión, el aliado perfecto para el traductor y terminólogo de hoy.

3. Usted está especialmente interesado en la definición de términos. En su artículo «Patrones de definición para términos predicativos en recursos léxicos especializados», da instrucciones de cómo generar las definiciones de conjuntos de términos relacionados morfológicamente solo conociendo la definición de una palabra del conjunto. ¿Es esta una respuesta a los cambios que los terminólogos tienen que enfrentar? ¿Cuáles son las ventajas de generar definiciones de esta manera y dónde están sus límites?

Escribí el artículo al que usted se refiere con la profesora Marie-Claude L’Homme de la Universidad de Montreal. La idea surgió cuando estábamos trabajando en la elaboración de definiciones en uno de los recursos terminológicos que ella creó (DiCoEnviro). Los desafíos que enfrentan los terminólogos al escribir definiciones en cualquier recurso son innumerables. Sin embargo, con la investigación presentada en ese artículo, pretendemos hacer una pequeña contribución en dos sentidos. La primera es la estandarización de la redacción de las definiciones, lo que podría facilitar su inteligibilidad para los usuarios humanos y su eventual procesamiento informático. En segundo lugar, nuestra intención era crear instrucciones para la generación de definiciones de términos relacionados morfológicamente como un primer paso hacia la futura automatización de la tarea. Dado que el conocimiento y los términos se crean a un ritmo más rápido que los terminólogos pueden recopilarlos en diccionarios o bases de datos, la automatización puede ayudar a cerrar la brecha entre la creación de términos y su inclusión en los recursos terminológicos.

antonio-san-martin
Dr. Antonio San Martín Pizarro

4. Su investigación reciente trata sobre el EcoLexicon, una base de conocimientos terminológicos multilingües que se refiere principalmente al ámbito medioambiental. ¿Qué importancia tienen las bases de datos con términos especializados y por qué?

Los recursos terminológicos electrónicos, cualquiera que sea su forma, son esenciales en la sociedad actual. Muchos usuarios los emplean y esto incluye no solo a los traductores, sino también a cualquier persona que tenga que escribir un texto sobre un campo especializado (especialmente en un idioma extranjero) como investigadores, estudiantes, legisladores, periodistas, etc. Además, debemos incluir los ordenadores en la lista de usuarios, ya que también hacen uso de estos recursos (dependiendo de su formato) para diferentes tareas de procesamiento del lenguaje natural.

5. ¿Crees que las opciones que toman los terminólogos, por ejemplo, en qué tipo de bases de datos crean o trabajan y, en consecuencia, en qué dominio proporcionan herramientas lingüísticas, afecta a otras ciencias o incluso a la percepción pública y, por lo tanto, a la política?

Desafortunadamente, la mayoría de los terminólogos generalmente no tienen la libertad de crear recursos terminológicos para un dominio de su elección. La creación de una base de datos terminológica requiere fondos para pagar a los terminólogos que trabajan en ella, así como al personal de TI que crea y mantiene la base de datos. Por lo tanto, al final del día, la decisión sobre qué dominios están cubiertos en los recursos terminológicos corresponde a las entidades públicas y privadas que financian estos proyectos. En la esfera académica, los investigadores de terminología probablemente tengan un poco más de libertad para elegir en qué dominios trabajan. Sin embargo, los investigadores académicos necesitan convencer a las entidades de financiación de que trabajar en un dominio determinado también es útil.

6. ¿En qué investigación o proyecto estás trabajando recientemente? ¿Podrías por favor elaborar?

Mi proyecto más importante en este momento es el del enfoque de definición terminológica flexible que creé en mi tesis doctoral. Es un enfoque que aplica principios lingüísticos cognitivos a la creación de definición terminológica. Entre otras cosas, aboga por el abandono del enfoque tradicional de crear definiciones basadas en la determinación de características suficientes y necesarias, que la lingüística cognitiva ha demostrado ser inviable. El objetivo principal del enfoque de definición terminológica flexible es la creación de definiciones que sean capaces de reflejar los efectos del contexto (entendida como cualquier factor lingüístico o extralingüístico que afecte a la interpretación de un signo) en la construcción del significado especializado. Por esta razón, actualmente me concentro en el estudio de la variación contextual en la terminología, así como en el desarrollo metodológico del enfoque para que cualquier terminólogo pueda aplicarlo a su trabajo.

7. En cuanto a la relación entre traducción y terminología, ¿podría observar alguna tendencia en los últimos años?

Por un lado, me gustaría destacar el hecho de que la tecnología permite al traductor acceder a un número cada vez mayor de recursos terminológicos con un simple clic o incluso automáticamente a través de sugerencias ofrecidas por su herramienta de entorno de traducción. Por otro lado, cada vez es más fácil para el traductor realizar búsquedas terminológicas eficaces debido a la creciente disponibilidad de textos en formato electrónico y al hecho de que los traductores ahora tienen a su disposición programas de análisis de corpus muy potentes.

8. ¿Tiene libros, trabajos, proyectos, etc. que podría recomendar a los no profesionales interesados o terminólogos y traductores?

Aunque no es un libro sobre terminología, sino sobre lingüística cognitiva, recomendaría el libro de Alan Cruse. Significado en el lenguaje a cualquier persona interesada en entender cómo funciona el significado. Entre otros, este libro ha influido mucho en la forma en que abordo el estudio del significado.

9. Suponiendo que esté familiarizado con IATE, ¿cuál es su opinión al respecto? ¿Crees que es útil para terminólogos y traductores? ¿Hay algo que le gustaría ver mejorado?

IATE es sin duda un recurso indispensable para cualquier traductor gracias a la amplia cobertura de dominios e idiomas que ofrece, así como a la garantía de calidad del Centro de Traducción de los Órganos de la Unión Europea. Se pueden mejorar todos los recursos terminológicos, pero hay que tener en cuenta su contexto de desarrollo y la función que se les asigna. Por ejemplo, IATE carece de una estructura conceptual subyacente o información fraseológica. Sin embargo, es fácil entender que, dado su contexto institucional y sus funciones previstas, se han priorizado otros aspectos.


Escrito por Annemarie Menger — Visitante de Estudio de Comunicación en la Unidad de Coordinación Terminológica del Parlamento Europeo (Luxemburgo) y estudiante del Programa de Maestría en Aprendizaje y Comunicación en Contextos Multilingües y Multiculturales de la Universidad de Luxemburgo. Tiene un título docente en la forma del Primer Examen Estatal Alemán de Educación Primaria, una Licenciatura en Habilidades Básicas Culturales y un título adicional en Sistemas Globales y Competencia Intercultural de la Universidad de Würzburg.